Archivo de la categoría: el ciclo de la tierra

Las pleyades y los Mayas – Parte 1

Los Mayas basaron su calendario sagrado Tzolkin, en el ciclo anual de las Pléyades (el mismo, para efectos prácticos, que para cualquier estrella o constelación), y creen que es el lugar de origen de su cultura, son llamadas Tzab-ek o cola de Serpiente de Cascabel, y también las conocen como Las Siete Hermanas.

Ciclo Maya (25.625 años) –> 5 Ciclos de 5.125 Años (Ciclo Sol – Eras)

Año Platónico – Gran Año Egipcio (25.920 Años) – 12 Eras Astrológicas (Zodiaco) – 1 Era (2160 años)

Segun los Mayas estamos actualmente viviendo en el ciclo del Quinto Sol y apartir del 2012 se inicia el ciclo de 5.125 Años llamado el Sexto Sol supuestamente del centro de la Galaxia se proyectara un rayo de energia que impactara en el Sol lo que provocara una tormenta solar que afectara a los seres vivos en la Tierra.


Según sus profecías, la causa física desencadenante es que el sol recibiría un rayo proveniente del centro de la galaxia y emitiría una inmensa «llamarada radiante» que transmitiría esa radiación a la tierra y al resto del sistema solar. Este evento precedería al comienzo de un nuevo ciclo cósmico. Al comienzo de éste se produce una sincronización de la «respiración» de todas las estrellas, planetas y seres.

El 11 de Agósto de 3.113 a .C. los mayas fijaron el nacimiento del «Quinto Sol» –la era actual– cuyo final llegaría en 2012. La Era del agua habría acabado con el diluvio, la posterior a ésta con un diluvio de fuego y la nuestra, llamada «del Movimiento», finalizaría con violentos Terremotos, erupciones volcánicas y huracanes devastadores.

Keny Arkana, ser indigo de familia de luz

El título de la canción hace referencia a las culturas de las tribus nativas americanas Maya, Cherokee, Tayta, Xingue, Hopi, Inca, Seneca, Inuit y Mapuche, según su cultura la conciencia de la humanidad evoluciona del primer al sexto sol, nos encontramos viviendo actualmente bajo el Quinto Sol de conciencia pero a punto de alcanzar el Sexto Sol. Este último nos traerá una nueva conciencia y, con ella, una transformación fundamental de nuestro mundo.

Esta división coincide con las eras astrológicas. La era de piscis, de la que ahora estamos saliendo para entrar en la era de acuario, se correspondería con el quinto sol.

Hijos del Quinto Sol

Mi especie se pierde, los ánimos se calientan
la gente se detesta, guerra de egos
siglo XXI, cinismo y desprecio
no se respeta la tierra,
la locura alimenta las tripas,
fronteras, barricadas,
motines y porras,
gritos y baños de sangre,
bombas que explotan, política del miedo,
ciencia inmoral,
Insurrección de un pueblo,
Mercado de armas,
Nuevo orden mundial, fusión de terror,
El hombre, el animal mas depredador,
El sistema apesta a muerte, asesino de la vida,
Ha matado la memoria, para acabar mejor con el futuro,
La cabeza llena de discos,
los sentidos nos confunden.
El 3er ojo abierto, porque el cerebro nos confunde.
El ser humano se ha perdido, ha olvidado su fuerza,
Ha olvidado la luna, el sol y el átomo.
Inversión de polos, se dirige hacia el odio.
Ha perdido la razón por una excusa que divide,
el egoísmo como lema,
época miserable,
Odio colectivo contra rabia visceral,
Un resplandor en el corazón,
Una lágrima en el ojo,
Una oración en la cabeza,
un viejo dolor,
Un vivo rencor.
Allí donde muere el perdón,
Donde hasta la fe se asusta,
venga, ven, nos vamos.
Leyes hechas para el pueblo,
y los reyes tiranizan,
Corporativismo y “bisness” en lo alto de la pirámide,
Para que haya mas sangre, entre carros y metralletas,
Inocente,
en un cielo del color de las fábricas,
Un silencio de duelo, una bala perdida,
toda una familia llorando, un niño asesinado,
Milicias del Estado, paramilitares,
Locuras cerebrales, pueblos enteros arrasados,
Barrios de chabolas de miseria a la entrada de palacios,
Libertad robada, sinónimo de papeleo
Humanidad cambiada por una vida ilusoria,
Entre el estrés del día y las angustias de la noche,
La cabeza llena de neuras, los nervios crispados,
Caracterizan al hombre moderno, muy a menudo corrupto,
Y cuando la ciudad duerme, muchas veces llega,
una muerte silenciosa, un sin techo en medio del frío.
Cárcel de cemento, una venda en los ojos.
El combate es demasiado largo para ver un poco de luz.
Las familias se rompen y los padres escasean,
Los niños ya no ríen, se construyen murallas,
Las madres se esfuerzan, uno de cada tres jóvenes en chirona,
Toda esta mierda es real, así que seguiremos enfrentándonos.
Es la mala tripa que nos come las tripas,
Una botella de Vodka, unos gramos de marihuana.
Algunos no vuelven, la presión es violenta.
Subutex inyectado en un charco de sangre,
Niños que se pelean, otro navajazo
Ya no es a casa donde los niños vuelven temprano.
Aprenden la astucia en un vaso de cólera,
Formateo de la calle, formateo escolar,
Cada uno su disco, cuando los mundos se encuentran,
es el choque de culturas, incluso el odio de la vergüenza.
Las barreras están ahí, en nuestras cabezas, bien calentitas
Los más duros se hunden rápido, es la ley del más débil,
Pero aquí nada es de color rosa, la monotonía continúa.
En los corazones heridos, que mueren a fuego lento.
No llores, hermana, porque tú diriges el mundo.
Tu corazón es noble, cree en ti y anímate.
No escuches a los bastardos que quieren verte triste.
Incluso la madre Tierra está enferma, pero la madre Tierra resiste,
El hombre se ha construido su mundo, aprendiz creador,
Lo ha estropeado todo, sanguinario depredador.
Babilonia es muy grande, pero no es nada en el fondo.
Salvo una vulgar mascarada, con perfume de ilusión.
Dueña de nuestros espíritus crédulos e inocentes.
Condicionamiento en masa, allí donde los nervios están en carne viva.
En el margen está la rabia, bastión de los galeotes.
Juntos somos el mundo y el sistema no es nada.
Toma conciencia, hermano, escucha a tu corazón.
Desconfía del sistema, asesino y mentiroso.
Aléjate del odio, que viene a buscarnos.
Humanidad humana, sólo el amor nos salvará.
Escucha el silencio cuando tu alma esté en paz.
Ahí está la luz, la luz ha llegado.
Verdad en nosotros mismos, fruto de la creación.
No olvides tu historia, no olvides tu misión.
Última generación con poder para cambiarlo todo.
La vida está con nosotros, no tengo miedo del peligro.
Así que levantemos nuestras voces para dejar de olvidar.
Fragmentos de polvo de estrella, ¿ a qué esperas para brillar ?
Hermanos y hermanas, reformemos la cadena,
porque sólo somos uno dividido en la carne.
volvamos a encontrar la alegría, la ayuda mutua, a levantarse.
Basta con un resplandor para destruir las tinieblas.
Este tiempo se sofoca, un olor a azufre.
El fin se siente, la Bestia embruja a las masas.
Los símbolos se invierten, se confunden los funerales.
La estrella que hace girar la rueda se acerca a nuestro cielo.
Tierra en agonía, malestar en el honor.
Locura, calumnia, poco corazón en el momento adecuado.
Ignorancia de la suerte y de la magia de la vida.
Afectado por el horror, formado en la supervivencia.
La época, lo peor, una parte de las consecuencias.
El bien, el mal, hoy elige tu bando.
El ser humano se ha perdido, demasiado preocupado por tener.
Las estrellas se ponen de acuerdo para devolvernos el camino,
cuadriculado encordado, pero pasa la luz.

Ten confianza en la vida, en la fuerza de tus sueños.
Todos tenemos un ángel de la guarda, está ahí si lo buscas.
Cuando el corazón sólo es uno, con el ánimo y el gesto.
El gran día se prepara, ¿no ves los signos?
La muerte no existe, es sólo el fin de los ciclos.
Este fin se dibuja, el humano se extermina.
Esperanza añil, las Pléyades nos designan.
Levanta la cabeza y comprende, siente la fuerza en tu ser.
Deja atrás Babilonia, dilucida el misterio.
Nada se echa a suertes, que el Cielo te bendiga.
Hijo del quinto Sol, lee entre líneas…

Hijo del Quinto Sol, Lee entre líneas.
La verdad se encuentra en nosotros,
porque la solución se encuentra en nosotros,
porque la vida se encuentra en nosotros.

 

fuente

¿Qué es el cinturon de fotones?

Por 7rayos en bibliotecapleyades

La ciencia y las antiguas culturas afirman, que estamos al termino de una era compuesta por 24.000 años cósmicos. Una época de cambios que según designios matemáticos debiese comenzar entre Marzo de 1998 y Septiembre del 2001.

Sin embargo, lo que parece como una especulación mas en torno a una catástrofe planetaria, no es sino un concepto del cambio cíclico de la vida sobre la faz de la Tierra. Cambio irremediable pero feliz, que colocará a quienes tengan la dicha de observarlo, en la primera fila de esta enorme pantalla llamada Universo.

Científicamente, esta comprobado que cuando una antipartícula es formada, aparece a la existencia en un universo de partículas ordinarias las que en una fracción de segundo se encuentran y colisionan con un electrón. La carga (eléctrica) se cancela, y la masa total de la partícula es convertida en energía en la forma de FOTONES.

Una banda o cinturón de fotones, fue descubierta en el espacio exterior en 1961, por medio de los nacientes instrumentos satelitales. Actualmente nos movemos hacia las Pléyades (Las Siete Hermanas), distantes unos 400 años luz de la tierra. En este grupo de estrellas se basan las mitología de muchos pueblos, entre ellos: Los Dioses Griegos; La Era o Tiempo del Sueño Australiano; La Mitología China; etc.

A lo largo del tiempo, varios astrónomos famosos han realizado estudios y cálculos minuciosos sobre las Pléyades, habiendo llegado a la conclusión de que son un sistema de soles ubicadas en la constelación de Tauro, y que giran alrededor de Alción, la estrella mas grande y brillante del grupo.

Por ejemplo, José Comas Solas, realizo un estudio especial de las Pléyades y descubrió que ellas forman un sistema, del cual nuestro Sol también forma parte, así como algunos otros soles, todos aparentemente con sus propios sistemas planetarios.

A principios del siglo XVII, el astrónomo inglés, Sir Edmund Halley, estudiando la posición de las estrellas notó que al menos tres de ellas no estaban en la posición registrada por los griegos. La diferencia era tan grande que hacía poco probable que los grandes maestros griegos hubieran cometido un error. Le pareció muy claro a Halley que dichas estrellas se habían movido dentro del sistema.

Por otro lado, Paul Otto Hesse en su libro “Der Jungeste Tag”, también realizó un estudio especial del sistema de las Pléyades, confirmando que nuestro Sol forma parte de él. Encontró por ejemplo que a nuestro Astro Rey le toma 24.000 años completar una órbita alrededor de Alción.

Dividió dicho ciclo en dos etapas o períodos de 12.000 años cada uno; un periodo de 12.000 años de oscuridad, que estamos finalizando en estos momentos , seguido de un período de 12.000 años de luz; para nuevamente incurrir en 12.000 años de oscuridad y 12.000 años de luz, etc.

Hesse descubrió, además, que Alción tiene a su alrededor un gigantesco anillo o disco de radiación en posición transversal al plano de las órbitas de soles de sus sistemas, incluido el nuestro y que dicho anillo tiene un alcance efectivo de 2.000 años luz solares, o 759.864 billones de millas.

De lo anterior se deduce, que cada uno de los soles de dicho sistema, a su tiempo y obligadamente, tienen que cruzar dicho anillo o disco de radiación. La velocidad de cada Sol es distinta, y por lo tanto, se toman tiempos distintos para cruzar el anillo. En el caso de nuestro Sol, tarda cerca de 2.000 años en cruzarlo.

Este anillo, según Hesse, consiste de la descomposición, división o rompimiento del electrón, algo que hasta hoy todavía se desconoce en la Tierra. Al penetrar nuestro planeta en esta radiación serán excitadas todas las moléculas y átomos de todos los cuerpos existentes, sufriendo con esto una transformación de magnitud imprevisible.

La mencionada excitación molecular creará un tipo de luz constante no caliente; luz sin temperatura que no produce sombra, de tal manera que ni en las cavernas más profundas existirá la oscuridad (en nuestro interior humano tampoco habrá oscuridad). Todo, absolutamente todo el material, en su exterior e interior, quedará iluminado, sin sombras, a partir del momento en que nuestro mundo penetre de lleno en el Cinturón de Fotones.

La entrada a este Cinturón será gradual; primero entraremos a una Zona Nula, la que demorara aproximadamente dos días, para entrar a una zona en la que la oscuridad será total y que durara tres días donde los aparatos eléctricos no funcionarán, producto del hipermagnetismo existente, para después entrar en la parte mayor, donde como ya mencionamos, se va a experimentar luz sin fin (24 horas al día) durante 2.000 años y finalizará cuando el sistema solar salga durante otro periodo de cinco a seis días nuevamente, para entrar a un nuevo periodo de oscuridad que es lo que observamos actualmente, vale decir, día y noche. Sin duda, que este acontecimiento espacial producirá muchos cambios en las manifestaciones de la vida, al igual como ha sucedido en otras épocas de nuestra historia. Por ejemplo, las glaciaciones y otros cataclismos que han modificado la geografía del planeta; pues según parece, el anillo de Alción nos traerá grandes beneficios, pero también grandes calamidades, por lo menos en el principio.

Si la Tierra entra en el anillo antes que el Sol, se producirá un fenómeno atmosférico semejante a un incendio tanto del cielo como de todo el planeta, esto, no obstante que no habrá calor ni dañará a nadie, pues será un fenómeno solamente para la vista, para los sentidos, aunque sí desde el principio se observarán alteraciones en la materia que aparecerá como luminosa, quizá como fosforescente.

Por otra parte, en el caso de que el Sol ingrese primero en este Cinturón, se producirá en la tierra una oscuridad como noche con lluvia de estrellas que durará cosa de 110 horas (aproximadamente 5 días). Luego, la Tierra sufrirá el fenómeno ya descrito para quedarse con luz permanente durante 2.000 años. La oscuridad de que se hace mención, será como consecuencia de la modificación repentina que la radiación solar sufrirá por el contacto con el anillo fotónico. La lluvia de estrellas del segundo caso, será consecuencia de la extraordinaria excitación molecular en la atmósfera. El día perpetuo (2.000 años) será consecuencia de la propia radiación no dependiendo ya del Sol para tener luz de día (Benavides, 1990).

Es muy probable que la rotación de la tierra disminuya un poco. Esto se debe a que, por la reducción de la radiación de la radiación solar, se espera que la temperatura se haga mas fría y las capas de hielo se extiendan hasta la latitud 40º en ambos hemisferios, dejando como región habitable y de clima templado las zonas cercanas al Ecuador.

Sin embargo, la línea Ecuatorial no será probablemente lo que es hoy, debido a que la entrada de la Tierra en los Anillos de Alción producirá un cambio de la inclinación del eje polar, colocándolo en posición vertical respecto de la elíptica. Los libros de historia le informarán que han existido por lo menos cuatro Eras Glaciales registradas, y parece que duran aproximadamente 2.000 años.

Hablando empíricamente (…) podemos aventurar una hipótesis; por ejemplo, que se trata de algo que esta en proceso debido al progresivo cambio de inclinación del eje de rotación del planeta. Esto, en el caso de llegarse a confirmar completamente, producirá cambios radicales de temperatura, de las corrientes marinas y naturalmente alterará el régimen climático; pero la realidad es que los diversos fenómenos que hoy esta viviendo el mundo ya han ocurrido en tiempos antiguos o sea que son cíclicos, que ocurren en tiempos más o menos fijos a consecuencia de que obedecen a la mecánica celeste, pero que por ocurrir a intervalos de muchos milenios no han sido suficientemente estudiados.

Como quiera que sea, que parece ser que esa es la manera como la naturaleza logra renovarse a sí misma para proporcionar nuevos medios de vida. Estos cataclismos si así se les debe llamar, y que de tiempo en tiempo surge el planeta y la vida que sobre él palpita, no son hechos ciegos que tengan por objeto producir la muerte; muy por el contrario, son la manera de transformar lo estéril en fértil, empezando así una nueva etapa o edad de vida, todo ello sujeto a una previa programación….. (Benavides, 1990).   

Resulta interesante aclarar un hecho, y es que el descubrimiento o detección de este flujo hiperenergético de partículas se realizó precisamente en 1962, coincidentemente el mismo año en que se supone ingresamos en la influencia del Cinturón de Fotones. Calculándose la entrada plena u oficial en dicho fenómeno entre Marzo de 1998 y Septiembre del 2001. Fechas en que se cierran muchos ciclos calendarios de diversas culturas en el mundo.

Pleyades – Alción

Por Kate A. Spreckley

Ahora todo tiene sentido, todas las piezas del rompecabezas empiezan a embonar de forma automática, las dudas se disipan y la confianza crece, el miedo se disuelve, el invierno termina la noche se aleja y es tiempo de cambiar los pesados ropajes por unos más ligeros al llegar la primavera y el día.

En el artículo anterior hablamos acerca de los cambios que están ocurriendo en nuestros cuerpos y como estamos transformándonos a nivel de nuestra conciencia y a nivel de nuestro cuerpo físico. Efectivamente, podemos sentir el cambio con gran intensidad. Aún los escépticos están siendo enfrentados a sus miedos más profundos y empujados con gran fuerza fuera de aquello que los mantiene atados para poder lograr la liberación de sus mentes. Habrá quienes se mantengan reacios a aceptar el cambio y aferrarse al mundo material pero esa es otra historia.

Hoy vamos a hablar un poco de Astronomía y donde encaja esta área en el proceso de ascensión o transformación que esta teniendo lugar en nuestro planeta.

“El Microcosmos es un reflejo del Macrocosmos” “Como es arriba es Abajo” y efectivamente lo podemos ver en nuestro sistema solar y en la partícula más pequeña de la materia que es el átomo, ambos son iguales solo que en diferentes dimensiones, actúan bajo el mismo principio creador, mantienen el equilibrio y dan forma a la vida en el Universo Físico. Este principio lo entendieron a la perfección todas las grandes Culturas en la antiguedad, de ahí su gran fijación por la observación de la marcha de las estrellas. Sabían que al existir ciclos en un día (mañana, medio día, tarde, atardecer y noche) también había los mismos ciclos pero a una escala mayor, de igual forma los ciclos en un año (Primavera, Verano, Otoño e Invierno) sabían también que esos mismos ciclos se repetían en una escala mayor. Si el hombre pasa durante su vida por el nacimiento la niñez, adolesencia y madurez, a un nivel mayor, el de una civilización, ocurre lo mismo y si una semilla es sembrada esa semilla responde a dichos ciclos para su crecimiento, cosecha y nueva reproducción.

Nuestros antepasados entendían que el ser humano no era diferente a ningún organismo vivo en el Universo y que al igual que una planta y una semilla, el ser humano, también se encontraba inmerso en un ciclo evolutivo. Nuestros antepasados sabían que si la tierra forma parte de un sistema solar, nuestro sistema solar también forma parte, junto con otros soles de un sistema mayor. La pregunta sería ¿A que sistema pertenece nuestro sol y nuestro planeta?, ¿De donde recibe su influencia nuestro sol? y ¿Que tiene que ver esto con la Ascensión o con el regreso de Jesús o con el fin del Materialismo?.

Muchas leyendas de la cultura antropológica alrededor del mundo se relacionan con las Pléyades. Conocida también como M45 o “Las Siete Hermanas”, es una constelación de alrededor de 400 estrellas en un radio de 25 años luz, y se localiza a 415 años luz de la Tierra.

Las Pléyades, en la mitología griega, son las siete hijas de Atlas y Pleione (llamadas Alcione, Merote, Electra, Celaeno, Taygeta, Maia y Asterote). Muchos templos griegos estaban orientados hacia el punto de salida y puesta de las Pléyades. La referencia más antigua registrada sobre las Pléyades, sin embargo, corresponde a la literatura astronómica China fechada en 2357 AC. Para las tribus agrícolas del hemisferio norte el curso de las Pléyades indicaba el comienzo y el final de la temporada de cultivo.

Probablemente, la más famosa leyenda de las Pléyades en la tradición popular norteamericana sea la historia de la Torre del Diablo, Wyoming, una roca volcánica que los Indígenas Kiowa locales llaman Mateo Tepe. Dicen que una vez siete doncellas acamparon cerca del río en una región conocida por tener muchos osos. Uno de los osos comenzó a perseguir a las doncellas quienes se arrodillaron para pedir ayuda, implorando a los dioses. La tierra se elevó hacia el cielo. El oso intentó, en vano, seguirlas y arañó un lado de la roca, marcas que se ven en la Torre. Para proteger a las doncellas el Gran Espíritu les permitió permanecer en el cielo como las siete hermanas, las Pléyades.

Para los Japoneses la constelación de las Pléyades se llama “Subaru” y en Sánscrito se llama “Krittikas“. Algunos de los pueblos aborígenes de Australia la conocían como “Makara” y reconocían que estaba conectada con la constelación de Orión. La biblia hace varias menciones acerca de las Pleyades (Job 38:31-33.

Para los Aztecas se llamaba “Tianquiztli“, que significa el “Lugar de Reunión” (Noten el significado) y era considerado un signo importante de la continuidad de la vida: a medianoche, cada 52 años, aparecía directamente arriba de sus cabezas y les aseguraba a nuestros antepasados que el mundo no llegaría a su fin decían que el mundo había pasado por cuatro soles anteriormente y estos habían sido destruidos que se encontraban en el quinto sol el cual sería destruido por el movimiento, esto es, terremotos y aparecería un sexto sol (claramente describen los ciclos cósmicos). Este período de tiempo de 52 años también correspondía al calendario religioso de 260-días (Tonalpohualli en Náhuatl o Tzolkin en Maya) cuando se entrelazaba con el calendario civil de 365 días (Xiupohualli en Náhuatl o Haab en Maya). Cada 52 años solares Haab (73 años Tzolkin) estos calendarios coincidían. El ciclo de 52 años se decía que empezaba cuando las Pléyades cruzaban el quinto punto cardinal o el cenit del cielo a medianoche. Algunas veces no sólo estaban las Pléyades en el cenit sobre Mesoamérica sino que esa alineación también entraba en conjunción plena con el sol (como lo veremos de nuevo en el 2012). Además, dos ciclos de 52 años (104 años) se coordinan con una alineación adicional con Venus que también ocurrirá en el 2012 (Venus símbolo del amor y de la forma creativa femenina en la escala local y también símbolo de Quetzalcoatl y su regreso).

La Pirámide del Sol, fuera de la Ciudad de México, está alineada con las Pléyades, ya que su cara occidental y muchas de las calles aledañas están alineadas directamente con el punto de la puesta de las Pléyades la medianoche de la noche en que está en su punto más elevado. Las Pléyades eran claramente reverenciadas también por los Mayas, quienes, en el área de Chichén Itza, sabían que el sol producía una sombra tipo serpiente que descendía del lado de la escalinata del norte de la pirámide de Kukulcan durante el equinoccio de primavera recordando el regreso de la Conciencia de la Serpiente Emplumada. Algunos estudiosos han calculado que 60 días después de la aparición de su sombra, cuando el sol alcanza su cenit sobre la Pirámide a medio día (Mayo 20-Mayo 23), hay otra alineación directa con las Pléyades. Esta alineación Pléyades-sol tiene una conexión directa con Quetzalcoatl-Kukulkan, la Serpiente Emplumada que trajo la sabiduría más grandiosa al planeta.

Los antiguos Egipcios también señalaron a las Pléyades como una diosa, probablemente más reconocida como Neith, la “madre divina”, o Hathor, quien tomó la forma de una vaca (que portaba las semillas de la vida). Los piramidólogos que han trabajado en Egipto durante los últimos 12 años han encontrado textos piramidales que sugieren que los Egipcios reverenciaban a las Pléyades y a la estrella Sirio como un sistema estelar superior divino, especialmente a Alcyone, su estrella más brillante.

La Constelación de las Pléyades ha sido conocida por todas las culturas incluso se menciona varias veces en la Biblia. Nuestros antepasados Aztecas y Mayas no fueron la excepción y cada 52 años llevaban a cabo la ceremonia del Fuego Nuevo cuando el sol central de las Pleyades (Alción) la estrella Sirio y nuestro Sol se alineaban.

De acuerdo con las evidencias heredadas por todas las grandes culturas, nuestro Sistema Solar gira alrededor de Alción el cual es el Sol central de la Constelación de las Pleyades. De la misma forma como nuestro planeta gira alrededor del sol, todo nuestro sistema solar gira alrededor del Alción junto con otros Sistemas Solares y tarda (nuestro sistema solar) 25,625 años en dar una vuelta completa alrededor de Alción, de la misma forma como nuestro planeta tarda 365 días en dar un giro completo alrededor del sol.

Los Mayas, grandes Astrónomos, conocían estos ciclos galácticos y dividieron este gran ciclo cósmico, que realiza nuestro sistema solar, en cinco partes de 5,125 años cada una. Según los Sabios Mayas estos sub-ciclos contenidos en el ciclo mayor son etapas o Eras por las cuales pasa toda una civilización en su proceso de evolución tanto física como espiritual, esto es, El Amanecer Galáctico, El Medio Día, La Tarde, El Atardecer y finalmente La Noche Galáctica. La última parte ( o sea 5,125 años) del ciclo completo de 25,625 años o sea la Noche Galáctica por la que atravesamos y estamos por salir inició, de acuerdo con el exacto (Según la Nasa) Calendario Maya, en el año 3,113 A.C. y concluirá el 21 de Diciembre del 2012. Este último proceso por el que estamos transitando es trascendental en nuestro proceso de evolución Espiritual porque además de concluir una quinta parte del ciclo galáctico concluye un ciclo completo de 25,625 y la conciencia del hombre se transforma debido a las energías superiores que son recibidas con mayor intensidad por la cercanía de nuestro sistema solar con Alción el Sol central de las Pléyades. La semilla que fue sembrada 26,000 años atrás (El Hombre) se prepara para ser cosechada y elevada a un nivel superior de conciencia y realidad para continuar su proceso evolutivo de regreso a la unidad de donde salio, recordemos que hace aproximadamente 25,000 años según los historiadores la Atlántida desapareció y la tierra fue reconformada y purificada en su totalidad.

La disminución del magnetismo terrestre, el incremento en la vibración del Planeta, el proceso de purificación de nuestra Madre Tierra a través de intensos huracanes volcanes en erupción, inundaciones y sismos cada vez más intensos, el calentamiento global el despertar Espiritual tan acelerado que se esta dando en el hombre y otros síntomas que ya comentamos en el artículo anterior tan solo obedecen a un proceso natural tal y como cada año aparecen La Primavera y el Invierno, el Día y la Noche, La Siembra y La Cosecha. El rompecabezas ha sido armado todo tiene sentido, la semilla ha de ser cosechada, un ciclo más está por terminar y todo vuelve a empezar nuevamente. Para aquellos que se atrevan a cosecharse a si mismos participaran en el siguiente ciclo supervisando y ayudando a que la nueva semilla que se siembre llegue a su feliz fin y sea cosechada nuevamente.

Esperando el sexto sol, amanecer galáctico…. ¡Abre tus brazos y siéntelo!

Las Pirámides de Guiza y la Alineación de Los Planetas

por agente2012

Las pirámides en Egipto se encuentran exactamente de la misma manera en que tres de los planetas de nuestra galaxia estarán alineados para el 2012.
Es interesante sacar estos temas a flote para cuando te encontrás con un escéptico que cree que los egipcios solo eran cavernícolas(sic)  con piedras y ruedas cuadradas. Los misterios de las civilizaciones antiguas son maravillosos y permiten y descubriéndolos poco a poco.
Esta es una de esas curiosidades. Si uno observa a las pirámides de Guiza desde al aire, casualmente están alineadas exactamente de la misma manera en que lo estarán Saturno, Venus y Mercurio en el 2012 (calculado con softwares especializados como el Stellarum).

 

 

Esto sucederá el 3/12/12, 18 días antes del famoso y popular 21/12/12.
Como diría nuestro entrañable Jack Palance: “Aunque Ud… no lo crea”.

Fuente : Lucasraffablog

 

 

El programa y el Karma – Suzanne Powell

¿ Te has preguntado alguna vez por qué estas aquí? ¿ Cuál es la razón de todo lo que vives? ¿ Quién ideó tus planes? ¿ Te has preguntado alguna vez que es esta realidad?

Elegiste estar aquí, elegiste vivir, elegiste experimentar en cada una de las aventuras que te va dando la vida….

Suzanne Powell nos lleva a través de un maravilloso y mágico viaje, donde las revelaciones se van sucediendo, inspirándonos a ser conscientes, no solo de nuestro poder creador, si no de todos los pasos que vamos dando. Un viaje a través del programa que tú fabricaste, que tú con mucho amor y esmero pensaste lo mejor para tu evolución.

¿ Quieres acompañarnos a lo largo de estas dos horas apasionantes y vibrantes? Acompáñanos, puedes verlo a cachos, un poquito cada día, como tú decidas, como el programa haya decidido…

Sé consciente

Tú eres algo más que un cuerpo físico. Si paras a observar y conocer, pronto reconocerás que todo lo que eres es básicamente energía. Esta energía conforma, a su vez, una energía mayor donde todo se funde, todo está conectado y todo fluye por los mismos conductos energéticos. De esta forma, tú eres energía que irradia y absorbe energía y, a la vez, formas parte de la energía planetaria y universal. Tú eres la tierra, el aire, el agua, el fuego… ¡ Tú eres el universo!. Tú eres todo y eres nada… eres la energía de Dios y de la Diosa, tú eres el fluir, la fuente de la vida, la luz y la oscuridad…. La creación está en ti, tú eres el creador…

Ahora bien, ¿ Cómo usas tú este poder energético? ¿ Eres ya consciente de él? ¿ Sientes los canales sagrados recorriendo todo tu cuerpo? ¿ Sientes como se abren estos canales bajo tus pies y sobre tu corona convirtiéndote en un cuerpo ilimitado? ¿ Sientes como tus pensamientos y emociones crean la realidad que estas viviendo?

¿ Acaso no es hora ya de tomar conciencia? 

¿ Prefieres el amor o el miedo creando a tu alrededor? ¿ La luz o la oscuridad? 

¿ Eres vida? ¿ Honras la vida? 

¡ Créala, crea la vida! ¡ Sé consciente! 

En ti reside todo el poder…. ¿ Puedes sentirlo? 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.